sigueme en facebook
sigueme en Twitter

Movilización Neuromeníngea

Consiste en la puesta en tensión de los nervios periféricos utilizando como brazos de palanca la parte proximal de la médula (movimiento cervical) y el extremo distal del nervio dónde aparece la sintomatología. Tensionando un extremo y relajando el otro, y viceversa, se realiza una “movilización”,o cambio tensional, en el nervio lo que permite que este se libere en zonas de atrapamiento anatómicas. Esta técnica puede está indicada en multitud de patologías como son: Hernias discales, epicondilitis, neuralgias, disminuciones de la velocidad de conducción del nervio con y sin traumatismo previo, etc…